Dom, 11 de Abril de 2021

Estetoscopio Gremial

“El instrumento para que el afiliado oiga lo que su gremio opina”

DENTRO DE LA LEY TODO, FUERA DE LA LEY NADA

“La ley es tela de araña, y en mi ignorancia lo explico,
no la tema el hombre rico, no la tema el que mande, ,
pues la rompe el bicho grande y sólo enreda a los chicos”. . . .
                                                                    Martín Fierro ...



La cita del Martín Fierro es aplicable a hechos que acontecen en la salud pública de la provincia a invencible de Santa Fe, donde las autoridades del Ministerio están empeñados en no cumplir con las leyes s que no se ajustan o se oponen a sus ambiciones. Para cumplir con estos objetivos cuentan con subalternos s obedientes u obsecuentes que son más papistas que el Papa.

Los “aprietes” se dan en toda el ámbito provincial, en la zona norte se llegó a tal extremo que e obligaron a un médico a concurrir con su hijo enfermo a cubrir una guardia, debiendo llevar consigo al niño enfermo. 

También se ha intentado que los médicos de guardia y de consultorio realizarán tareas que excedían . el marco individual de trabajo (diagnosticando y estableciendo grados de discapacidad).

En SAMCOS de la zona de la “forestal”, haciendo honor a los antecedentes, se obligan a los médicos a cubrir guardias, una vez cumplida su carga horaria, so pena de enviarlos a buscar con la policía. En otros s casos las autoridades locales obligan a “abrir los domingos” . 

El nodo Rosario no queda afuera de las actitudes arbitrarias, y los conocidos aprietes están a la ordenn del día. 

En los SAMCOS a las dificultades que surgen de la dualidad en la conducción, (el Ente local y el l Ministerio) se agrega la discrecionalidad del Ministerio de Salud en el nombramiento de los Médicos Directores. Si bien la ley 6312 en su art. 17, da la potestad al Ministerio de elegir al Médico Director, no lo o faculta a que designe en ese cargo a un profesional no médico.

Esta actitud del Ministerio habilita a que un Director no médico evalúe y decida traslados y/o internaciones. 

Menos aún las autoridades están facultadas para echar a los médicos o peor amenazarlos para que e renuncien a sus cargos, por no pertenecer a sus cuadros políticos. Tampoco el trasladar arbitrariamente de un CAPS por expresar una opinión diferente a la gestión. ¿La obediencia debida tal como sucede en el ámbitoo militar ? .
Con el fin de subsanar los déficits del DIPAES, se obliga a los médicos de los SAMCOS a los traslados, dejando la guardia (fenómeno de la “manta corta”), en manos del Director si es médico, lo mismo sucede con los médicos de los CAPS a los que se pretende que atiendan en domicilio.  

Pero no sólo ocurre en los SAMCOS y CAPS del nodo Rosario, en Hospitales de mayor r complejidad, también se suceden aprietes y amenazas de sumarios que no se concretan por no existir causas, pero si mancillar el buen nombre y honor de los profesionales.

Pero no sólo los subalternos acometen contra los profesionales, el mismo Ministro en San Javier denostó a los médicos expresando que “los médicos son ricos y los Hospitales pobres”, en una evidente intención de agredir. Esto se condice con el permanente incumplimiento de la ley 9282, sobretodo en n el llamado a concurso bajo este régimen.

Nos preguntamos ¿la mejor salud de Latinoamérica no se llevó adelante con profesionales s que ingresaron con los militares, radicales o justicialistas? ¿Qué tiene de malo llamar a concurso por la ley vigente, excepto que no deja digitar?.

Por último, en un gobierno que se dice democrático “el fin no debe justificar los medios”